Puntúa esta foto

Cocina mediterránea de tonos rosados. Suelo pavimentado con baldosa cerámica en tonos terracota. Muebles de color beige y tiradores alargados negros. Encimera pétreo de tono rosado. Grifería clásica monomando sobre fregadero clásico. Campana extractora de acero inoxidable. Revestimiento de baldosas cuadradas en tonos terracota. Iluminación mediante focos empotrados.

La cocina es el espacio de nuestro hogar donde más rienda suelta podemos dar a nuestra imaginación y donde podemos dar vida al carácter decorativo que más nos agrade. Eso es debido a que atesora gran cantidad de componentes y posibilidades como la distribución, la comunicación con estancias adyacentes y hasta los elementos como mobiliario o electrodomésticos. Las cocinas con barra americana o de tipo isla son muestras de predilecciones que pueden darnos una alternativa a las cocinas que nos tienen acostumbrados y conseguir una cocina no solo más linda, sino también más útil.

La mediterránea es una tipo de decoración que se mueve en la arquitectura y la cultura de paises de Europa del sur como Grecia o Italia. Su finalidad principal es el de conseguir la mayor claridad posible en los espacios. Se utiliza principalemente en casas rurales y casas del litoral aunque en los últimos tiempos es habitual ver esta línea decorativa en otros tipos de casas. Hace uso de técnicas simples y sus elementos más particulares son los suelos de terracota, o de madera muy clara, las vigas expuestas, los azulejos y mosaicos y las plantas mediterráneas. En cuanto a colores sobresalen el blanco, el verde oliva y el aguamarina. El estilo costero en decoración ha ganado mucho impulso en los últimos tiempos y se caracteriza mayoritariamente por la utilización componentes de la costa marina. No es indispensable que nos localizemos en el litoral para decorar nuestra vivienda con este estilo y ello ha conducido al gran incremento de esta línea en el seno de la comunidad de decoradores y de aficionados a la decoración. Los principales elementos que apreciamos en la decoración costera son esqueletos de seres marinos como las estrellas marinas, conchas o caracolas, detalles con anclas o timones y colores blancos, azules y de colores arenosos. La madera de color clara también sobresale en espacios de estilo costero. De esta forma cosecharemos un entorno fresco y desenfadado, maravilloso para disfrutar de las vacaciones o incluso, para estar el año completo.