Puntúa esta foto

Cocina moderna de estilo minimalista. Paredes pintadas de blanco al igual que el techo. Ventanas de aluminio blanco. Muebles de madera en tonalidades claras. Encimera blanca con fregadero empotrado y grifería monomando. Estanterías a juego con mobiliario. Suelo pavimentado con baldosas cerámicas en gris claro con rodapié en blanco. Iluminación mediante focos empotrados.

La cocina es el espacio de nuestro hogar donde más rienda suelta podemos dar a nuestra imaginación y donde podemos avivar el carácter decorativo que más nos guste. Todo ello es debido a que cuenta con gran cantidad de elementos y posibilidades como la distribución, la comunicación con aposentos adyacentes y hasta los elementos como mobiliario o electrodomésticos. Las cocinas con barra americana o de tipo isla són ejemplos de preferencias que pueden alejarnos de las cocinas típicas y cosechar una cocina no solo más bonita, sino también más eficiente.

El estilo minimalista en decoración se refiere a todo aquello que ha sido desproveído de elementos decorativos y de adorno para dejar solo aquello realmente esencial. Cuenta con tendencias provenientes del estilo japonés y se relaciona también con espacios modernos. La mayoría de las líneas usadas son rectas y puras, espacios despejados y colores neutros. Los espacios diáfanos y la eliminación de tabiques son ampliamente utilizados. El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que emplea líneas, figuras y componentes del final del siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y formas de mayor simpleza. En lugares de interior prevalecen los espacios diáfanos y la alta luminosidad.