Puntúa esta foto

Cocina moderna diáfana en loft conectada con el comedor y salón de la vivienda. Paredes pintadas en blanco y pavimento continuo de cemento en tono gris.  Muebles empotrados en tabique en tonos blancos de estilo minimalista. Encimera en color negro brillante. Iluminación interior a base de focos empotrados.

La cocina es el sitio de nuestro hogar donde más rienda suelta podemos dar a nuestra imaginación y donde podemos dar vida al carácter decorativo que más nos deleite. Ello es debido a que tiene gran cantidad de piezas y posibilidades que van desde la distribución, la comunicación con cuartos adyacentes y hasta los elementos como mobiliario o electrodomésticos. Las cocinas con barra americana o de tipo isla son ejemplos de predilecciones que pueden alejarnos de las cocinas que nos tienen acostumbrados y conseguir una cocina no solo más bella, sino también más ventajosa a nivel de utilidad.

El estilo moderno en decoración es aquél que emplea líneas, figuras y componentes del final del siglo XX y principios del XXI. Usa nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros creando líneas más rectas y formas más simples. En espacios de interior prevalecen los espacios diáfanos y la alta luminosidad. El estilo minimalista en decoración se refiere a todo aquello que ha sido desproveído de elementos decorativos y de adorno para dejar solo aquello realmente esencial. Cuenta con tendencias provenientes del estilo japonés y se relaciona también con espacios modernos. La mayoría de las líneas usadas son rectas y puras, espacios despejados y colores neutros. Los espacios diáfanos y la eliminación de tabiques son ampliamente utilizados.