Puntúa esta foto

Cocina moderna en tonalidades rojizas. Suelo pavimentado con parquet. Encimera de mármol en tono beige. Mobiliario en blanco con tiradores metálicos alargados. Fregadero de un solo seno con grifería monomando. Campana extractora de acero inoxidable.

La cocina es el sitio de nuestro hogar donde mejor podemos expresar nuestros gustos y donde podemos dar vida al carácter decorativo que más nos guste. Eso es debido a que cuenta con gran cantidad de elementos y posibilidades como la distribución, la comunicación con habitaciones adyacentes y hasta los componentes como mobiliario o electrodomésticos. Las cocinas con isla o con barra americana son muestras de preferencias que pueden alejarnos de las cocinas habituales y lograr una cocina no solo más bella, sino también más ventajosa a nivel de utilidad.

El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que usa líneas, formas y componentes de finales de siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y figuras de mayor simpleza. En espacios interiores predominan los espacios diáfanos y la alta luminosidad. El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hay modelos y se pueden usar acoplamientos de variantes de diferentes épocas y movimientos. Los objetos clásicos combinados con partes modernas o materiales y texturas de todo tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. De forma parecida, al no encontrarnos con patrones propios podemos decorar nuestro piso realmente como nos guste y mostrar nuestra personalidad sin ataduras de tipo alguno. Una de las ventajas del eclecticismo es que nos permite dar salida a bastantes de nuestros muebles y comprar aquellos que ciertamente nos deleiten sin tener que limitarnos a un estilo o material concreto.