Puntúa esta foto

Cocina urbana en tonalidades salmón y blancas. Mobiliario de madera pintado en blanco. Armarios superiores a juego con mobiliario bajo. Revestimiento mediante baldosines cuadrados en blanco. Suelo pavimentado con baldosa cuadrada. Iluminación mediante lámpara colgante blanca. Paredes pintadas en tono salmón y techo de blanco.

La cocina es el espacio de nuestra vivienda donde mejor podemos mostrar nuestra esencia y donde podemos dar vida al estilo decorativo que más nos cautive. Ello es debido a que tiene gran cantidad de piezas y posibilidades como la distribución, la comunicación con cuartos contiguos y hasta los elementos como muebles o electrodomésticos. Las cocinas con isla o con barra americana son muestras de predilecciones que pueden alejarnos de las cocinas de siempre y obtener una cocina no solo más bonita, sino también más ventajosa a nivel de utilidad.

El estilo urbano es una tendencia en decoración especialmente visible en ciudades muy pobladas donde prevalecen las tendencias vanguardistas y los espacios cómodos y simples. En bastantes ocasiones podemos dar con espacios que buscan trasmitir su desenfado. El estilo urbano persigue aprovechar en la mayor medida posible el espacio y en la mayoría de ocasiones se utiliza en sitios de dimensiones reducidas debido, sobretodo, a que las viviendas de las grandes ciudades acostumbran a ser pequeñas. El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hallamos directrices y se pueden emplear combinaciones de variantes de diversas épocas y movimientos. Los elementos clásicos mezclados con partes modernas o materiales y texturas de distinto tipo combinando madera, metales y cristales son patrones de tendencias eclécticas. De forma similar, al no encontrarnos con patrones específicos tenemos la opción de decorar nuestro hogar realmente como nos guste y mostrar nuestra personalidad sin restricciones de forma alguna. La gran ventaja del eclecticismo es que nos da la opción de dar salida a bastantes de nuestros muebles y adquirir aquellos que verdaderamente nos complazcan sin tener que limitarnos a un estilo o material definido.