Puntúa esta foto


Fachada de estilo neoclásico con barandilla de piedra en la azotea. Ventanas de madera en color crema con arcos de medio punto y balcones con barandillas de hierro forjado. Decoración con murales y esculturas de piedra representando ángeles, elementos florales y escenas cotidianas.
 
La decoración clásica se caracteriza por emplear líneas y formas elegantes y distinguidas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.

 

La fachada de una vivienda es el tabique exterior de un edificio, sin embargo normalmente se refiere a la delantera. Al ser la parte más visible y la que más padece el paso de los años y los elementos atmosféricos, suele recibir un cuidado especial en el diseño arquitectónico. La utilización de buenos materiales que aseguren estabilidad y la integración decorativa con el contexto son fundamentales a la hora de concebir una fachada.