Puntúa esta foto


Fachada mediterránea de color blanco con persianas de madera en azul. Planta baja con revestimiento de piedra y escalera lateral con barandilla de piedra. Arcos y azotea con barandilla.
 
La mediterránea es una tipo de decoración que se basa en la arquitectura y la cultura de zonas del sur de Europa como Grecia, España o Italia. Su finalidad primordial es el de obtener la mayor claridad posible en los espacios. Se usa en la mayoría de casos en casas de campo y casas costeras aunque en los últimos años es frecuente ver este estilo en muchos más tipos de viviendas. Hace uso de técnicas básicas y sus elementos más utilizados son los suelos de terracota, o de madera muy clara, las vigas vistas, los azulejos y mosaicos y las plantas mediterráneas. En referencia a colores destacan el blanco, el azul y el verde oliva.

 

La fachada de una construcción es un tabique exterior de un inmueble, no obstante normalmente se refiere a la principal. Como es el sector más visible y el que más sufre el transcurso del tiempo y los componentes climáticos, habitualmente recibe especial cuidado en el diseño de sus detalles. El empleo de buenos materiales que aseguren durabilidad y la integración decorativa con el entorno son fundamentales a la hora de concebir una fachada.