Puntúa esta foto


Fachada de estilo neoclásico con arcos de medio punto y decoración de inspiración grecorromana. Portones y lámparas de pared de hierro forjado con formas curvas. Balcones rasos con barandillas de piedra con inscripciones.
 
La decoración de estilo clásico se singulariza por utilizar líneas y formas elegantes y finas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.

 

La fachada de una casa es el muro exterior de un edificio, sin embargo comúnmente se hace referencia a la principal. Como es la parte más visible y la que más aguanta el paso de los años y las agresiones atmosféricas, habitualmente recibe un esmero especial en el diseño arquitectónico. La utilización de buenos materiales que garanticen durabilidad y la combinación estética con el contexto son significativos cuando diseñamos una fachada.