Dormitorio con suelo de moqueta y colores marrones y rojos
4.5 - 2 votos

Dormitorio de matrimonio con muebles en madera gris oscura. Paredes y techos en blanco. Suelo de moqueta color camel. Conjunto de cama doble con cabecero en gris oscuro y bordes en roble miel. Mesillas suspendidas y empotradas en el cabecero con cajones en blanco. Ropa de cama en blanco, marrón y cojines decorativos en rojo. Banco de madera oscura con tapizado en beige. Cortinas en rojo.  Sofá en tela beige con cojines del mismo color y rojos. Iluminación puntal en las mesillas de noche y mediante puntos de luz cenital.

Los dormitorios son el sitio en donde descansamos y donde, normalmente, pasamos las horas de la noche. Por ello siguen normas distintas que el resto de estancias en las que pasamos tiempo de día o donde recibimos a nuestros visitantes. No es irremediable que nuestra habitación tenga tanta luz natural como otros cuartos y si habitamos en una gran urbe, puede ser más primordial que comunique con el patio interior para evitar el ruido y tener un sueño más plácido.

La luz artificial en la habitación es primordial ya que es mejor que no sea muy viva y debemos eludir que apunte hacia la cama para que no nos deslumbre en demasía al despertarnos. Las lámparas de mesita darán un gran provecho, en especial si compartimos la habitación con nuestra pareja.

Un matiz más a tener en cuenta son las cortinas, que además de vestir el dormitorio deben ser adecuadamente opacas para que no entre luz exterior en exceso.

El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que emplea líneas, figuras y elementos del final del siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros creando líneas más rectas y formas más simples. En espacios de interior destacan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad.