Dormitorio moderno con moqueta estampada
4.5 - 2 votos

Dormitorio doble con moqueta marrón de dibujos geométricos en verde y beige. Paredes y techos en blanco. Grandes ventanales con cortinas en blanco.  Armario de espejo. Cama de matrimonio de estructura en piel beige y patas metálicas. Gran cabecero acolchado en marrón chocolate con baldosas de mármol en beige. Lámparas colgantes a los dos lados de la cama con pantalla en beige. Mesas de noche de madera con tiradores del mismo material. Ropa de cama en blanco y verde. Banco de madera con asiento en piel beige.

Los dormitorios son el lugar en el que descansamos y donde, con normalidad, nos encontramos por la noche. Por ello siguen reglas distintas que el resto de estancias en las que pasamos tiempo durante el día o donde recibimos a nuestros invitados. No es indispensable que nuestra habitación sea tan luminosa como otros cuartos y si vivimos en una gran urbe, puede ser más conveniente que comunique con el patio interior para evitar el ruido y tener un sueño más placentero.

La luz artificial en el dormitorio es importante ya que es mejor que no sea en exceso intensa y debemos impedir que apunte hacia la cama para que no nos deslumbre demasiado cuando nos despertamos. Las lámparas individuales serán una gran ventaja, fundamentalmente si compartimos la habitación con nuestra pareja.

Otro matiz a apreciar son las cortinas, que además de vestir el cuarto deben ser adecuadamente opacas para que la luz de fuera no entre demasiado.

El estilo moderno en decoración es aquél que utiliza líneas, formas y componentes de finales de siglo XX y principios del XXI. Usa nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y figuras de mayor simpleza. En lugares de interior destacan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad.