Puntúa esta foto

 

Bar con estilo industrial con tarima de madera de nogal y techos altos en gris oscuro. Paredes grises combinadas con una pared de ladrillo. Iluminación de lámparas colgantes, focos e iluminación indirecta. Sofás de piel gris, sillas de madera oscura tapizadas en gris y mesas rectangulares en madera de nogal. Espejos en las paredes. Vajilla minimalista blanca con manteles marrones.

El estilo industrial en diseño de interiores se singulariza por utilizar colores apagados, grises y marrones en zonas amplias exponiendo los componentes de estructura al desnudo y hace uso de muebles hechos en materiales nobles, reciclados y sin estridencias. Sus piezas principales son los tabiques de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de hormigón. Conseguir un espacio funcional fue el primer paso hacia este nuevo estilo que surgió en Nueva York en los años 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro destacan por encontrarse casi siempre en espacios de decoración industrial. La iluminación más típica del estilo industrial es el de lámparas colgantes sencillas que tan presentes tenemos de las antiguas fábricas.

 

Un restaurante o una cafetería son una parte de suma relevancia en nuestra comunidad, en la cual pasamos bastante tiempo junto a los compañeros o familia. Algunos de los principales elementos que tienen en común son el mobiliario como sillas y mesas. La luz también es muy importante, pues contribuye en gran medida a la comodidad de los clientes. Otro componente de gran interés puede ser la barra, y tiene que ser adecuada tanto para consumidores como para trabajadores. Es imprescindible tener presente al tipo de público del bar, cafetería o restaurante y así que se sienta a gusto en nuestro establecimiento.