Puntúa esta foto

Cocina de estilo vintage en blancos y azules. Mobiliario de madera pintado en blanco y azul claro con tiradores en forma circular del mismo material y color. Encimeras revestidas con baldosines cerámicos. Isla de mismas características del resto de la cocina. Fregadero de porcelana con grifería metálica en tonos dorados. Paredes pintadas de blanco y suelo pavimentado con baldosas cuadradas blancas cerámicas.

La cocina es el lugar de nuestro hogar donde mejor podemos reflejar nuestra personalidad y donde podemos dar vida al estilo decorativo que más nos apasione. Todo ello es debido a que cuenta con gran cantidad de componentes y posibilidades como la distribución, la comunicación con estancias adyacentes y hasta los componentes como muebles y electrodomésticos. Las cocinas con barra americana o de tipo isla son muestras de preferencias que pueden alejarnos de las cocinas tradicionales y obtener una cocina no solo más guapa, sino también más eficiente.

El estilo vintage tiene la principal característica de contar con elementos, formas y colores antiguos, por norma general de antes de los años noventa y que mantienen un cierto grado de originalidad. Recientemente ha adquirido bastante importancia en el ámbito de la decoración y es común que se combine con otros estilos. La decoración de estilo clásico se determina por emplear líneas y figuras elegantes y finas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.