Puntúa esta foto

Cocina rústica con mobiliario de madera de cerezo. Tiradores metálicos en formas clásicas. Decoración con elementos de panadería. Pared revestida con madera natural. Encimera de baldosas de cerámica. Ventana en misma tonalidad de muebles de la cocina. Campana extractora de obra.

La cocina es el sitio de nuestra vivienda donde mejor podemos expresar nuestros gustos y donde podemos avivar el estilo decorativo que más nos deleite. Eso es debido a que tiene gran cantidad de ingredientes y posibilidades como la distribución, la comunicación con habitaciones adyacentes y hasta los componentes como mobiliario o electrodomésticos. Las cocinas con isla o con barra americana són muestras de predilecciones que pueden alejarnos de las cocinas habituales y obtener una cocina no solo más guapa, sino también más provechosa.

El mediterráneo es ese estilo que se basa en la arquitectura y la cultura de paises del sud de Europa como España. Su finalidad central es el de obtener la mayor claridad posible en los espacios. Se usa en especial en casas rurales y casas costeras aunque en los últimos años es usual ver este estilo en un sinfín de tipos de casas. Hace uso de técnicas simples y sus principales elementos son los suelos de terracota, o de madera muy clara, las vigas expuestas, los azulejos y mosaicos y las plantas mediterráneas. En referencia a colores prevalecen el blanco, el verde oliva y el azul. La finalidad del estilo rústico cuando decoramos es obtener un entorno relajado, espontáneo y tradicional, cons su esencia en la naturaleza. El estilo rústico aparece en zonas alejadas de la ciudad e incluye tonos cálidos y materiales de la naturaleza. Este es el look tradicional de las casas de campo que, a pesar de haber marchado a mayores ciudades, queremos traer con nosotros. Los colores comunes del estilo rústico son de tipo cálido y neutro. Proliferan los colores beige, arena, tierra, y piedra, típicos colores de componentes inorgánicos de la naturaleza, ya que en los espacios rurales cada elemento se crea con los materiales alcanzables en las proximidades de la casa. Los colores a los que hacemos referencia pueden ser usados tanto en mobiliario, como en paredes, suelos y complementos.