Puntúa esta foto


Recibidor clásico con paredes blancas y suelo de baldosa color crema. Espejo de pared con marco clásico y mueble auxiliar de madera oscura de estilo colonial. Focos empotrados.
 
La decoración clásica se caracteriza por utilizar líneas y figuras sofisticadas y delicadas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.

 

El recibidor es lo primero que hallamos cuando entramos en un domicilio, recibiendo a las visitas. Si bien no acostumbra a ser enorme, no deja de ser la zona más visible del hogar y la carta de presentación. Además, es ahí donde se llevan a cabo los preparativos para acceder o irse de la vivienda, como ponerse el calzado o coger las llaves.