Puntúa esta foto


Rascacielos con fachada irregular de ladrillo rojo y ventanas con marcos blancos. Terrazas en distintas alturas con barandillas de piedra
 
El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que emplea líneas, figuras y componentes del final del siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y formas de mayor simpleza. En espacios de interior predominan los espacios diáfanos y la alta luminosidad.

 

La fachada de una construcción es un muro exterior de un inmueble, aunque comúnmente se refiere a la principal. Al ser el sector que más se ve y el que más sufre el paso del tiempo y las agresiones atmosféricas, suele recibir un cuidado especial en el diseño arquitectónico. El uso de buenos materiales que aseguren durabilidad y la integración decorativa con el entorno son vitales cuando diseñamos una fachada.