Puntúa esta foto


Casa de campo con fachada de piedra y revestimiento de madera. Tejado de pizarra a dos aguas con chimenea y ventanas blancas con contraventanas gris oscuro.
 
El estilo nórdico en decoración es aquél que hace uso de elementos específicos de zonas del norte de Europa como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia. Esas áreas del norte de Europa se personifican por sus largas temporadas de invierno y con muy poca luz del sol. Las lineas rectas y sencillas unidas a los los colores claros y luminosos son muy utilizados. Asimismo las estancias que abundan son diáfanas y la decoración mínimamente cargada. Destacan componentes de calefacción como chimeneas de leña y radiadores hidráulicos. Los suelos de parquet de color claro y el mobiliario y paredes blancas destacan en este estilo para equilibrar la escasez de luz solar.

 

La fachada de una edificación es la pared exterior de un edificio, no obstante normalmente se refiere a la principal. Al ser la parte que más se ve y la que más sufre el transcurso de los años y las agresiones atmosféricas, suele recibir un cuidado especial en el diseño de sus detalles. La utilización de buenos materiales que aseguren durabilidad y la combinación estética con el contexto son significativos a la hora de concebir una fachada.