Puntúa esta foto

Comedor industrial. Suelo de madera de lamas gruesas. Parquet biselado en los lados largos. Mesa de madera maciza oscura. Lámpara fluorescente colgante de color cromo. Vigas de hierro. Columnas de hierro. Paredes blancas. Sofá chair-long de color blanco. Alfombra con textura de pelaje, de color blanca. Foco de color cromo. Mueble-estantería de color blanco.

Los comedores son un emplazamiento de nuestra casa adonde compartimos grandes instantes con toda la familia. Uno de los principales ingredientes del comedor es la mesa adjunto con las sillas. La iluminación también se convierte en una parte de gran importancia del comedor ya que de ello dependerá que tenga un carácter u otro. En gran parte de ocasiones nos encontramos con comedores unidos a otras habitaciones como la cocina o el salón. Podemos recordar que el comedor es el lugar adonde nuestros visitantes van a pasar mucho tiempo y dar una buena sensación y conseguir que estén bien tiene que ser una de nuestras metas al decorarlo y elegir sus elementos.

El estilo industrial en diseño de interiores se personifica por usar colores apagados, grises y marrones en zonas amplias mostrando los componentes estructurales al desnudo y hace uso de muebles hechos en materiales nobles, reciclados y sin estridencias. Sus principales componentes son las paredes de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de hormigón. Conseguir un espacio funcional fue el primer paso hacia este nuevo estilo que irrumpió en la ciudad de Nueva York en la década de los años 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro destacan por estar presentes la mayoría de veces en espacios industriales. La iluminación más común del estilo industrial es el de lámparas colgantes simples que tanto se utilizaban antiguamente en todas las fábricas.