Puntúa esta foto

Cocina-comedor rústico. Muebles de madera. Mesa y sillas de madera oscura. Sillas con cojines de tela con estampados de motivo floral. Lámpara colgante ondulada. Campana de piedra para la cocina. Vigas en el techo de madera oscura. Pavimento de baldosas de cerámica de tonos tierra. Mueble de madera con cristalera. Ventanal amplio en la cocina. Puerta de madera con rejilla. Puerta de madera oscura con tableros. Paredes de color beige. Marrón como color dominante. Luz fluorescente en el techo.

La meta del estilo rústico en decoración es obtener un ambiente relajado, jovial y tradicional, muy centrado en la naturaleza. El estilo rústico brota lejos de las ciudades e añade tonos cálidos y materiales naturales. Este es el look típico de las casas de campo que, a pesar de haber marchado a vastas urbes, intentamos traer con nosotros. Los colores comunes de este estilo son de tipo cálido y neutro. Proliferan los colores beige, arena, tierra, y piedra, típicos colores de componentes inorgánicos naturales, en consecuencia de que en el campo cada elemento se crea con los materiales alcanzables en las proximidades de la casa. Los colores a los que hacemos referencia se pueden utilizar tanto en muebles, como en paredes, suelos y complementos.

Los comedores son un sitio de nuestra morada adonde compartimos grandes momentos con gran parte de la familia. Uno de los principales componente del comedor es la mesa junto con las sillas. La iluminación asimismo se convierte en una parte importante del comedor ya que de ello dependerá que tenga un estilo u otro. En infinidad de ocasiones vemos comedores anexionados a otras habitaciones como la cocina o el salón. Cabe recordar que el comedor es la zona adonde nuestros invitados van a pasar una gran porción de su tiempo y causar una buena impresión y lograr que estén de forma placentera tiene que ser una de nuestros objetivos al decorarlo y elegir sus elementos.