Puntúa esta foto

Comedor clásico con suelo de moqueta de color blanca. Mesa de madera clara, de esquinas circulares y para 6 personas. Sillas de madera con cojines blancos tapizados. Paredes de color beige oscuro / marrones. Paneles para revestir de madera lacados en blanco en las paredes, hasta media altura. Techo con vigas blancas en ambas direcciones con molduras de yeso entre el techo y la viga.  Lámpara de araña colgante de color cromo. Foco empotrado en el techo. Banco de madera blanca delante del ventanal. Cortinas de tonos piedra rojizos de poca altura para dejar pasar más luz. Planta para decorar en la esquina. Cambio de suelo de moqueta a parqué. Cuadro con marco blanco y plateado.

Los comedores son un lugar de nuestra vivienda en el cual compartimos grandes momentos con gran parte de la familia. Uno de los principales elementos del comedor es la mesa adyacente con las sillas. La iluminación incluso se convierte en una parte de importancia del comedor ya que de ello dependerá que tenga un estilo u otro. En infinidad de ocasiones nos encontramos con comedores anexionados a otras habitaciones como la cocina o el salón. Es importante decir que el comedor es es espacio donde nuestros visitantes van a pasar mucho tiempo y causar una buena impresión y conseguir que estén a gusto tiene que ser una de nuestras metas al decorarlo y elegir sus elementos.

La decoración de estilo clásico se singulariza por emplear líneas y formas elegantes y finas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.