Puntúa esta foto


Salón de juegos ecléctico con mesa de plástico rectangular en color rosa y taburetes en color blanco. Alfombra con dibujos de carreteras y edificios.
 
El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hallamos directrices y se pueden utilizar composiciones de estilos de distintas épocas y movimientos. Los objetos clásicos combinados con estructuras modernas o materiales y texturas de todo tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. De forma parecida, al no existir patrones propios tenemos la opción de decorar nuestro hogar ciertamente como queramos y mostrar nuestra personalidad sin ataduras de forma alguna. Un punto a favor del eclecticismo es que podemos dar salida a un gran número de nuestros muebles y adquirir aquellos que verdaderamente nos apasionen sin tener que limitarnos a un estilo o material concreto.

 

Las salas de juegos para niños son un espacio donde los más pequeños de la casa pueden divertirse y entretenerse con tranquilidad, donde caben todos sus juguetes y que les permite dejar libre su creatividad. Habitualmente su estética es colorida y son cuartos luminosos. En el cuarto de juegos perfecto, habrá un sitio abierto donde juguetear y una zona para realizar manualidades u otras actividades.