Puntúa esta foto


Salón de juegos ecléctico con alfombra con motivos florales y sofá de color azul. Paredes en verde y amarillo y armario con cómoda a juego en colores blanco y verde. Cuna de madera blanca.
 
El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hallamos directrices y se pueden emplear mezclas de tendencias de diversas épocas y movimientos. Los componentes clásicos combinados con estructuras modernas o materiales y texturas de distinto tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. Del mismo modo, al no existir patrones determinados tenemos la opción de decorar nuestra vivienda verdaderamente como nos guste y transmitir nuestra personalidad sin ataduras de tipo alguno. La gran ventaja del eclecticismo es que nos da la opción de dar salida a muchos de nuestros muebles y comprar aquellos que ciertamente nos complazcan sin tener que limitarnos a un estilo o material determinado.

 

Los salones de juegos infantiles son un espacio donde los niños pueden divertirse y entretenerse con despreocupación, donde caben todos los juguetes y pueden liberar su creatividad. Habitualmente su decoración está llena de colores y son cuartos con mucha luz. En la sala de juegos ideal, habrá un espacio amplio donde jugar y una zona para hacer manualidades y distintas tareas.