Puntúa esta foto

Cocina moderna de estilo nórdico. Muebles de roble con tiradores metálicos con anilla. Encimera blanca con fregadero de acero inoxidable y grifería monomando. Armarios superiores de madera de roble y acristalados con vidrio transparente y translúcido. Suelo pavimentado con baldosas de pizarra en tonaliades grises alargadas. Ventanal con marco metálico en negro.

La cocina es el sitio de nuestra casa donde más rienda suelta podemos dar a nuestra imaginación y donde podemos dar vida al carácter decorativo que más nos apasione. Eso es debido a que tiene gran cantidad de ingredientes y posibilidades que van desde la distribución, la comunicación con aposentos contiguos y hasta los componentes como mobiliario o electrodomésticos. Las cocinas de tipo isla o de barra americana són muestras de tendencias que pueden darnos una alternativa a las cocinas de toda la vida y obtener una cocina no solo más guapa, sino también más provechosa.

El estilo decorativo nórdico es aquél que usa componentes propios de regiones del norte de Europa como Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega. Esos lugares de Europa se personifican por sus largas temporadas de invierno y con mínima luz natural. Las lineas rectas y simples unidas a los los colores claros y luminosos se usan con mucha frecuencia. Asimismo las estancias que abundan son diáfanas y la decoración mínimamente sobrecargada. Destacan piezas de calentamiento como chimeneas de leña y radiadores de agua. Los suelos de madera clara y el mobiliario y paredes blancas brillan en este estilo para luchar contra la falta de luz natural. El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que emplea líneas, figuras y elementos de finales de siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y figuras de mayor simpleza. En lugares de interior predominan los espacios diáfanos y la alta luminosidad.