Puntúa esta foto

Cafetería de estilo industrial con techos en tonos grises y azules y baldosas hidráulicas con mosaico. Lámparas colgantes combinadas con focos y lámpara de araña. Mesas cuadradas con sillas de metal grises y moradas y sofás de piel rojo oscuro. Barra alargada de tonos grises.

El estilo industrial en diseño de interiores se singulariza por usar colores apagados, grises y marrones en espacios amplios manifestando los componentes de estructura al desnudo y usa muebles creados en materiales nobles, reciclados y sin estridencias. Sus piezas principales son los muros de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de cemento. La funcionalidad fue el primer paso hacia este nuevo estilo que brotó en New Yor City en la década de los años 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro brillan por encontrarse casi siempre en espacios de decoración industrial. La iluminación más presente del estilo industrial es el de lámparas colgantes sencillas que tanto se utilizaban antiguamente en todas las fábricas.

Los bares, cafeterías y restaurantes son una parte de una gran importancia en nuestra comunidad, donde ocupamos mucho tiempo junto a nuestros familiares y compañeros. Algunos de los primordiales elementos que tienen en común son las mesas y las sillas. La luz, tanto natural como artificial se convierte también en muy importante, pues ayuda en gran medida al confort de nuestros consumidores. La barra también la encontramos presente, y debe ser cómoda tanto para consumidores como para empleados. Es básico tener en cuenta al perfil de cliente del bar, cafetería o restaurante y así que se sienta bien en nuestro establecimiento.