Puntúa esta foto

Cafetería de estilo industrial con techos en tonos grises y azules y baldosas hidráulicas con mosaico. Lámparas colgantes combinadas con focos y lámpara de araña. Mesas cuadradas con sillas de metal grises y moradas y sofás de piel rojo oscuro. Barra alargada de tonos grises.

El estilo industrial en decoración se personifica por usar colores apagados, grises y marrones en zonas amplias mostrando los componentes de estructura al desnudo y hace uso de muebles confeccionados en materiales nobles, reciclados y sin estridencias. Sus principales componentes son los muros de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de cemento. La funcionalidad fue el primer paso hacia este nuevo estilo que despuntó en Nueva York en la década de los años 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro sobresalen por encontrarse casi siempre en espacios de decoración industrial. La iluminación más utilizada del estilo industrial es el de lámparas colgantes sencillas que tantos recuerdos nos traen de las fábricas de antaño.

Los restaurantes, bares y cafeterías son componentes de una gran importancia en nuestra cultura, donde dedicamos bastante tiempo junto a los familiares y compañeros. Uno de los más importantes componentes en ellos son las mesas y las sillas. La iluminación se convierte también en básica, pues contribuye en gran medida a la comodidad de los usuarios. La barra también está presente, y tiene que ser cómoda tanto para clientes como también para trabajadores. Es de importancia tener presente al público de nuestra cafetería o restaurante para que esté a gusto en nuestro local.