Puntúa esta foto


Oficina ecléctica con escritorios de madera clara y sillas negras. Focos individuales con pantallas blancas. Paredes y techos blancos con focos empotrados. Grandes cristaleras. Moqueta oscura y separadores de cristal translúcido.
 
El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hallamos pautas y se pueden usar combinaciones de variantes de diferentes épocas y movimientos. Los objetos clásicos mezclados con estructuras modernas o materiales y texturas de distinto tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. De igual modo, al no existir patrones concretos tenemos la opción de decorar nuestra morada ciertamente como nos guste y mostrar nuestra personalidad sin restricciones de ninguna forma. Un punto a favor del eclecticismo es que nos ayuda a dar salida a muchos de nuestros muebles y adquirir aquellos que verdaderamente nos cautiven sin tener que limitarnos a un estilo o material concreto.

 

Las oficinas son locales destinados al trabajo. Según la clase de oficina y las personas que trabajarán en ella, su configuración será diferente. Aunque cada trabajador requiere su propio espacio de trabajo, éste puede formar parte de un espacio común, algo característico de multinacionales, o en despachos individuales, específico de expertos que necesitan cierta privacidad, como doctores. Asimismo es imprescindible estructurar una zona de admisión de visitas.