Puntúa esta foto


Piscina redonda de color azul rodeada de piedra natural. Iluminación indirecta y decoración con grandes macetas y jarrones. Zona de relax con hamacas.
 
El objetivo del estilo rústico en interiorismo es alcanzar una atmósfera desenfadada, jovial y tradicional, muy centrado en la naturaleza. El estilo rústico nace lejos de las ciudades e introduce tonos cálidos y materiales de la naturaleza. Este es el look tradicional de las casas de campo que, a pesar de haber migrado a grandes ciudades, pretendemos llevar con nosotros. Los tonos más populares de este estilo son de tipo cálido y neutro. Despuntan los colores arena, piedra, beige y tierra, típicos colores de elementos inorgánicos naturales, debido a que en el campo cada elemento se crea con los materiales que tenemos acceso en lugares próximos a nuestra casa. Estos colores pueden ser utilizados tanto en muebles, como en paredes, suelos y elementos decorativos sencillos.

 

Las piscinas son piletas de agua artificiales, que se pueden utilizar con finalidades de entretenimiento, deportivas o decorativas. Uno de sus elementos básicos es el recubrimiento, que actualmente permite muchas combinaciones de materiales que, juntamente con piezas decorativas como cascadas, iluminación o elementos vegetales, permite una personalización absoluta de la zona de baño.