Puntúa esta foto


Piscina clásica de color azul y rodeada de baldosa blanca. Zona de baño con hamacas blancas y cojines azules. Piedra natural y elementos vegetales. Acceso a vivienda a través de cristaleras.
 
La decoración de estilo clásico se determina por emplear líneas y formas sofisticadas y delicadas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.

 

Las piscinas son depósitos de agua artificiales, que se pueden utilizar con propósitos recreativos, deportivos o estéticos. Uno de sus elementos elementales es el revestimiento, que en la actualidad permite diferentes combinaciones de materiales que, junto a componentes decorativos como caídas de agua, focos o plantas, posibilita una personalización completa de la zona de baño.