Puntúa esta foto


Piscina rectangular con cascada e inspiración exótica. Zona de baño con baldosas marrones y hamacas con cojines verdes. Acceso a vivienda a través de cristaleras y plantas exóticas.
 
El estilo exótico es aquél que usa piezas y colores vivos y muy plurales. Aboga por utilizar piezas de diferentes culturas y tradiciones, muy especialmente, de las que se encuentran más lejos de nosotros como las africanas, de Asia o de Latinoamérica. Este estilo se caracteriza por la gran libertad que autoriza y las ilimitadas posibilidades que nos lanza. Ya en el interior de el estilo exótico podemos decantarnos por algo más ecléctico con unión de culturas o algo más continuista haciendo uso de un único patrón cultural. Los componentes más corrientes suelen ser las plantas exóticas y las figuras de animales salvajes.

 

Las piscinas son depósitos de agua artificiales, que se pueden utilizar con finalidades recreativas, deportivas o estéticas. Uno de sus componentes esenciales es el recubrimiento, que en la actualidad posibilita variadas combinaciones de materiales que, juntamente con piezas decorativas como caídas de agua, iluminación o jardineras, posibilita una personalización completa de la zona de baño.