Puntúa esta foto


Oficina ecléctica con focos empotrados en techos blancos y zona de despachos individuales. Suelo de cemento pulido en tres colores y muebles de oficina en madera clara. Sillas negras y metálicas y grandes ventanales con marcos negros.
 
El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no existen directrices y se pueden usar mezclas de variantes de diferentes épocas y movimientos. Los objetos clásicos mezclados con partes modernas o materiales y texturas de todo tipo combinando madera, metales y cristales son arquetipos de tendencias eclécticas. De esta forma, al no encontrarnos con patrones definidos tenemos la opción de decorar nuestra casa ciertamente como queramos y transmitir nuestra personalidad sin ataduras de ningún tipo. Una gran virtud del eclecticismo es que podemos dar salida a muchos de nuestros muebles y comprar aquellos que verdaderamente nos cautiven sin tener que limitarnos a un estilo o material específico.

 

Las oficinas son zonas destinadas al trabajo. Conforme al tipo de oficina y los trabajadores que vayan a trabajar en ella, su distribución será distinta. A pesar de que cada persona requiere su propio espacio de trabajo, éste puede integrarse en una zona amplia, algo típico de multinacionales, o en despachos individuales, propio de profesionales que precisan cierta intimidad, como doctores. También es preciso organizar una zona de admisión de clientes.