Puntúa esta foto


Fachada vintage con ladrillo verde y ventanas de madera en color blanco. Escalinata de acceso de piedra y portal con frontón cuadrado con motivos geométricos. Valla de hierro forjado y terraza con sillas de madera.
 
El estilo vintage se caracteriza por contar con elementos, formas y colores antiguos, por norma general de antes de los años noventa y que conservan un grado significativo de originalidad. Recientemente ha adquirido mucha importancia en el campo de la decoración y es común que se combine con otros estilos.

 

La fachada de una edificación es un muro exterior de un inmueble, no obstante comúnmente se hace referencia a la principal. Como es el sector que más se ve y el que más aguanta el transcurso del tiempo y las agresiones meteorológicas, habitualmente recibe un cuidado especial en el diseño arquitectónico. La utilización de materiales de calidad que garanticen durabilidad y la combinación estética con el contexto son fundamentales cuando concebimos una fachada.