Comedor rústico todo en madera
1 - 1 voto

Comedor rústico con paredes, suelo y techos de madera. Grandes ventanales sin cortinas. Mesa rectangular y sillas tapizadas con motivos florales negros y marrones. Lámpara colgante de troncos naturales. Iluminación complementada con lámparas de mesa y focos. Espejo con marco negro.

El deseo del estilo rústico cuando decoramos es lograr un espacio relajado, jovial y tradicional, que gire en torno a la naturaleza. El estilo rústico brota en zonas alejadas de la ciudad e incorpora colores cálidos y materiales de la naturaleza. Este es el look común de las casas de campo que, a pesar de haber migrado a mayores ciudades, pretendemos traer con nosotros. Las tonalidades comunes del estilo rústico son de tipo cálido y neutro. Despuntan los colores arena, piedra, beige y tierra, típicos colores de elementos inorgánicos de la naturaleza, gracias a que en el campo todo se crea con los materiales que se pueden conseguir cerca de la casa. Los colores mencionados pueden ser utilizados tanto en mobiliario, como en paredes, suelos y complementos.

Los comedores son un emplazamiento de nuestra casa en que compartimos grandes instantes con gran parte de la familia. Uno de los principales componente del comedor es la mesa adyacente con las sillas. La luz además se convierte en una parte relevante del comedor ya que de ello dependerá que tenga un carácter u otro. En infinidad de ocasiones vemos comedores unidos a otras estancias tal como la cocina o el salón. Es importante decir que el comedor es el lugar adonde nuestros huéspedes van a pasar gran parte de su tiempo y causar una buena impresión y lograr que estén bien tiene que ser una de nuestras metas al decorarlo y escoger sus elementos.