Puntúa esta foto

Comedor rústico con parquet de nogal. Mesa rectangular y sillas modernas con formas geométricas en color blanco y cristal. Lámpara colgante redonda. Conexión con cocina con muebles de tonos oscuros y puertas blancas. Paredes y techos blancos.

La meta del estilo rústico cuando decoramos es obtener un espacio relajado, alegre y tradicional, que gire en torno a la naturaleza. El estilo rústico brota en lugares alejados de la ciudad e incluye tonos cálidos y materiales de la propia naturaleza. Este es el look clásico de las casas de campo que, a pesar de haber migrado a mayores ciudades, queremos traer con nosotros. Los colores típicos de este estilo son de tipo cálido y neutro. Proliferan los colores arena, piedra, beige y tierra, típicos colores de componentes inorgánicos de la naturaleza, ya que en los espacios rurales cada elemento se hace con los materiales que podemos encontrar en las inmediaciones de nuestra casa. Estos colores pueden ser usados tanto en muebles, como en paredes, suelos y accesorios.

Los comedores son un lugar de nuestra casa en el cual compartimos instantes cada día con gran parte de la familia. Uno de los principales componente del comedor es la mesa acoplado con las sillas. La luz además se convierte en una parte importante del comedor ya que de ello dependerá que tenga un estilo u otro. En infinidad de ocasiones nos encontramos con comedores anexionados a otras habitaciones como la cocina o el salón. Cabe recordar que el comedor es el sitio donde nuestros huéspedes van a pasar mucho tiempo y causar una buena sensación y conseguir que estén bien tiene que ser una de nuestras finalidades al decorarlo y escoger sus elementos.