Puntúa esta foto

Comedor ecléctico con suelo de parquet de tono rojizo. Lámpara de araña. Paredes verdes pistacho con techo y rodapiés blancos. Cocina al fondo con frigorífico de inox y muebles blancos con encimera gris. Mesa y sillas de madera de estilo clásico. Alfombra central de color beige. Cuadro rojo que contrasta con el resto de elementos.

Los comedores son un lugar de nuestra casa adonde compartimos instantes cada día con gran parte de la familia. Uno de los principales componente del comedor es la mesa adjunto con las sillas. La luz además se convierte en una parte de gran importancia del comedor ya que de ello dependerá que tenga un estilo u otro. En gran parte de ocasiones nos encontramos con comedores anexionados a otras estancias como la cocina o el salón. Podemos recordar que el comedor es el lugar en el cual nuestros invitados van a pasar una gran porción de su tiempo y acarrear una buena impresión y lograr que estén a gusto tiene que ser una de nuestras finalidades al decorarlo y seleccionar sus elementos.

El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hay pautas y se pueden utilizar combinaciones de estilos de diferentes épocas y movimientos. Los objetos clásicos mezclados con estructuras modernas o materiales y texturas de distinto tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. De forma similar, al no encontrarnos con patrones propios tenemos la opción de decorar nuestra morada verdaderamente como nos guste y transmitir nuestra personalidad sin limitaciones de forma alguna. La gran ventaja del eclecticismo es que nos da la opción de dar salida a bastantes de nuestros muebles y adquirir aquellos que ciertamente nos gusten sin tener que limitarnos a un estilo o material concreto.