Puntúa esta foto

Cocina moderna con mobiliario fabricado en madera wengué. Encimera pétrea blanca. Mobiliario superior hecho a base de vidrio y tiradores metálicos alargados. Suelo de parquet en tonos grisáceos. Campana extractora en acero inoxidable. Pared en tonos blancos al igual que el techo.

La cocina es el lugar de nuestro hogar donde mejor podemos expresar nuestros gustos y donde podemos avivar el estilo decorativo que más nos agrade. Eso es debido a que atesora gran cantidad de ingredientes y posibilidades como la distribución, la comunicación con habitaciones contiguas y hasta los componentes como mobiliario y electrodomésticos. Las cocinas de tipo isla o de barra americana son ejemplos de tendencias que pueden darnos una alternativa a las cocinas clásicas y conseguir una cocina no solo más bella, sino también más eficiente.

El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que usa líneas, figuras y elementos de finales de siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y formas de mayor simpleza. En espacios de interior destacan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad. El estilo nórdico en decoración es aquél que usa componentes típicos de regiones del norte de Europa como Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega. Esos territorios del norte de Europa se distinguen por sus largos inviernos y con muy poca luz natural. Las lineas rectas y simples unidas a los los colores luminosos y claros se usan con mucha frecuencia. Además las estancias que abundan son diáfanas y la decoración apenas cargada. Prevalecen piezas de calefacción como estufas de leña y radiadores hidráulicos. Los suelos de parquet de color claro y el mobiliario y paredes blancas destacan en este estilo para reparar la falta de luz del sol.