Puntúa esta foto

 

Cafetería ecléctica con suelo de parquet de roble burdeos y paredes en tonos crema, naranja y marrón. Techos y estores en color morado y crema. Mesas cuadradas de madera y metal con  sillas y sofás en tonos marrones. Grandes ventanales con vistas a la ciudad. Lámparas colgantes y focos.

El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no encontramos pautas y se pueden emplear combinaciones de tendencias de diversas épocas y movimientos. Los objetos clásicos combinados con estructuras modernas o materiales y texturas de diferente tipo combinando madera, metales y cristales son patrones de tendencias eclécticas. De esta forma, al no existir patrones concretos tenemos la opción de decorar nuestra morada ciertamente como queramos y transmitir nuestra personalidad sin limitaciones de forma alguna. Una gran virtud del eclecticismo es que nos permite dar salida a un gran número de nuestros muebles y comprar aquellos que ciertamente nos cautiven sin tener que limitarnos a un estilo o material definido.

Los restaurantes y cafeterías son un elemento de una gran relevancia en nuestra sociedad, en la cual dedicamos un cuantioso tiempo junto a los familiares y compañeros. Algunos de los primordiales componentes que encontramos son las mesas y las sillas. La luz, tanto natural como artificial también es primordial, pues ayuda bastante al confort de nuestros usuarios. La barra también está presente, y debe ser cómoda tanto para clientes como también para trabajadores. Es importante tener en cuenta al tipo de público del bar, cafetería o restaurante para que se sienta bien en nuestro establecimiento.