Puntúa esta foto

Bar de estilo industrial con suelo de baldosa blanca. Techos altos de color negro con estructuras metálicas en color blanco. Paredes decoradas con letras y motivos florales. Barra de madera blanca y negra. Taburetes negros. Grandes lámparas colgantes de papel.

El estilo industrial en diseño de interiores se singulariza por hacer uso de colores apagados, grises y marrones en lugares amplios ofreciendo los componentes estructurales al desnudo y utiliza muebles elaborados en materiales nobles, reciclados y sin estridencias. Sus principales elementos son los muros de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de hormigón. La funcionalidad fue el primer paso hacia este nuevo estilo que irrumpió en la ciudad de Nueva York en en la década de los 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro resaltan por estar siempre presentes en espacios de decoración industrial. La iluminación más característica del estilo industrial es el de lámparas colgantes simples que tanto estábamos acostumbrados a ver en las antiguas fábricas.

Un bar o un restaurante son partes de suma relevancia en nuestra sociedad, donde dedicamos un cuantioso tiempo junto a los compañeros o familiares. Algunos de los principales componentes que encontramos son el mobiliario como sillas y mesas. La luz, tanto natural como artificial también es muy importante, pues contribuye en gran medida al confort de nuestros consumidores. Otro elemento necesario es la barra, y debe ser confortable tanto para consumidores como también para empleados. Es importante tener en cuenta el público de la cafetería o restaurante y así que se sienta a gusto en nuestro establecimiento.