Puntúa esta foto

Bar ecléctico con barra iluminada en tonos morados. Taburetes blancos. Mesas cuadradas con sillas tapizadas en blanco. Lámparas modernas combinadas con focos. Suelo de madera y ladrillo visto. Paredes blancas y techos altos. Columnas clásicas.

El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no encontramos modelos y se pueden emplear composiciones de variantes de distintas épocas y movimientos. Los componentes clásicos mezclados con estructuras modernas o materiales y texturas de todo tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. De forma parecida, al no existir patrones concretos podemos decorar nuestra vivienda ciertamente como queramos y mostrar nuestra personalidad sin limitaciones de ningún tipo. La gran ventaja del eclecticismo es que podemos dar salida a gran parte de nuestros muebles y adquirir aquellos que realmente nos cautiven sin tener que limitarnos a un estilo o material concreto.

Los bares, restaurantes y cafeterías son elementos de suma trascendencia en nuestra cultura, donde pasamos bastante tiempo junto a nuestros compañeros o familiares. Uno de los principales elementos que encontramos son las mesas y las sillas. La luz, tanto natural como artificial se convierte también en primordial, ya que contribuye enormemente al confort de todos los usuarios. La barra también está presente, y debe ser adecuada tanto para clientes como también para empleados. Es imprescindible tener presente el perfil de usuario de nuestra cafetería o restaurante y así que se pueda sentir bien en nuestro establecimiento.