Puntúa esta foto


Salón de juegos de inspiración nórdica con parquet mosaico en color claro y techo de madera. Paredes en azul claro y estanterías de color blanco con cajones de mimbre. Sillas de plástico y alfombras con motivos de carreteras.
 
El estilo decorativo nórdico es aquél que hace uso de componentes específicos de zonas del norte de Europa como Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega. Esos lugares del norte se singularizan por sus largos inviernos y con apenas luz natural. Las lineas rectas y simples junto con los colores luminosos y claros se utilizan muy frecuentemente. Además las estancias que predominan son diáfanas y la decoración poco sobrecargada. Destacan piezas de calefacción como chimeneas de leña y radiadores hidráulicos. Los suelos de madera clara y los muebles y paredes de color blanco destacan en este estilo para compensar la escasez de luz solar.

 

Los salones de juegos para niños son un lugar donde los niños pueden divertirse y entretenerse con tranquilidad, donde tienen cabida todos los juguetes y que les permite liberar su creatividad. Normalmente su decoración es colorida y son habitaciones con mucha luz. En el cuarto de juegos perfecto, habrá un lugar abierto donde corretear y un área para hacer manualidades u otras actividades.