Puntúa esta foto


Salón de juegos vintage con zona de manualidades con suelo de tarima con dibujos y mesas redondas en verde con taburetes en blanco. Zona de juego con moqueta azul. Motivos marineros en paredes e iluminación con lámparas de techo.
 
El estilo vintage se caracteriza por contar con elementos, formas y colores antiguos, generalmente anteriores a los años noventa y que conservan un grado significativo de originalidad. En los últimos tiempos ha adquirido mucha importancia en el ámbito de la decoración y es común que se combine con otros estilos.

 

Los salones de juegos para niños son un espacio donde los más pequeños de la casa pueden disfrutar y jugar con despreocupación, donde tienen cabida todos sus juguetes y pueden liberar su imaginación. Habitualmente su estética está llena de colores y son cuartos luminosos. En el cuarto de juegos ideal, habrá un lugar despejado donde juguetear y un área para realizar manualidades y distintas tareas.