Puntúa esta foto

Restaurante de estilo industrial con suelo de parquet rústico en tonos oscuros. Techos muy altos con estructuras metálicas. Lámparas colgantes de color marrón y focos. Mesas rectangulares con sillas tapizadas en tonos marrones.

El estilo industrial en diseño de interiores se personifica por usar colores apagados, grises y marrones en zonas amplias exhibiendo los componentes estructurales al desnudo y usa muebles confeccionados en materiales nobles, reutilizados y sin estridencias. Sus principales componentes son las paredes de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de hormigón. La funcionalidad fue el primer paso hacia este nuevo estilo que afloró en New York en los años 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro se caracterizan por estar siempre presentes en espacios de decoración industrial. La iluminación más típica del estilo industrial es el de lámparas colgantes simples que tantos recuerdos nos traen de las fábricas de antaño.

Un restaurante o una cafetería son una parte de una gran trascendencia en nuestra comunidad, en los cuales dedicamos un cuantioso tiempo con nuestros familiares y compañeros. Uno de los principales componentes que tienen en común son el mobiliario como sillas y mesas. La luz, tanto natural como artificial también es esencial, pues contribuye bastante a la comodidad de los clientes. La barra también la encontramos presente, y tiene que ser adecuada tanto para clientes como para dependientes. Es vital tener presente el tipo de cliente del bar, cafetería o restaurante y así que se pueda sentir a gusto en nuestro establecimiento.