Puntúa esta foto


Piscina cubierta de estilo nórdico con forma cuadrada y de color azul. Baldosa rugosa alrededor en tono crema. Vidrieras alrededor de la zona de baño con acceso a jardín y techo de madera a dos aguas con vigas vistas.
 
El estilo nórdico en interiorismo es aquél que hace uso de componentes típicos de paises del norte de Europa como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia. Esas zonas del norte de Europa se personifican por tener inviernos largos y con mínima luz natural. Las lineas rectas y simples unidas a los los colores luminosos y claros son ampliamente utilizados. Asimismo las estancias que abundan son diáfanas y la decoración mínimamente cargada. Vemos elementos de calentamiento como chimeneas de leña y radiadores hidráulicos. Los suelos de madera clara y los muebles y paredes de color blanco predominan en este estilo para neutralizar la escasez de luz natural.
 

Las piscinas son depósitos de agua artificiales, que se pueden utilizar con finalidades recreativas, deportivas o decorativas. Uno de sus componentes básicos es el revestimiento, que hoy en día permite muchas combinaciones de materiales que, juntamente con piezas estéticas como cascadas, focos y plantas, permite una personalización total del área de baño.