Puntúa esta foto


Oficina moderna en negro y blanco. Iluminación con focos empotrados. Paredes negras y blancas y suelo de baldosas blancas y negras. Escritorios blancos y sillas negras. Despachos con moqueta morada.
 
El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que emplea líneas, formas y elementos del final del siglo XX y principios del XXI. Usa nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y figuras más simples. En lugares de interior predominan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad.

 

Las oficinas son espacios destinados al trabajo. Conforme a la clase de oficina y las personas que vayan a trabajar en ella, su distribución será distinta. Pese a que cada persona necesita su propio espacio de trabajo, éste puede integrarse en un espacio común, algo representativo de empresas multinacionales, o en despachos individuales, típico de expertos que demandan cierta intimidad, como doctores. Igualmente es básico establecer una área de admisión de clientes.