Dormitorio minimalista con suelo de madera clara
4.5 - 2 votos

Amplio dormitorio doble con suelos en madera de haya. Grandes ventanales con carpintería climalit en blanco. Pared revestida en baldosa cerámica negra con hueco para chimenea. Techos y paredes en blanco. Moderna cama en blanco con cabecero tapizado en piel. Ropa de cama en gris ceniza y manta con tonos tierra y morados. Mesilla con forma geométrica en blanco lacado. Lámpara de mesa con forma de bombilla. Banco traslúcido con forma rectangular.

Los dormitorios son el lugar en el que descansamos y donde, frecuentemente, nos encontramos por la noche. Es por ello que se rigen por normas distintas que el resto de estancias donde pasamos tiempo durante el día o donde recibimos a los huéspedes. No es imprescindible que la habitación tenga tanta luz natural como otras estancias y si habitamos en una gran urbe, puede ser más interesante que comunique con el patio interior para evitar el ruido y tener un sueño más plácido.

La iluminación artificial en el dormitorio es primordial ya que es mejor que no sea excesivamente potente y debemos prevenir que dirija hacia la cama para que no nos deslumbre demasiado cuando nos despertamos. Las lámparas de mesita aportarán un gran provecho, en especial si dormimos con nuestra pareja.

Otro aspecto a tener en cuenta son las cortinas, que además de vestir el cuarto deben ser suficientemente opacas para que la luz solar no penetre excesivamente.

El estilo moderno en el campo de la decoración es aquél que utiliza líneas, figuras y elementos del final del siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y formas de mayor simpleza. En espacios de interior destacan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad.