Dormitorio de estilo femenino con cama clásica blanca
4.82 - 11 votos

Dormitorio estilo rústico con paredes en papel pintado marrón y mobiliario en blanco. Doble cortina en blanco y rosa palo. Cama rústica con cabecero y pies de mimbre trenzada en blanco. Mesillas clásicas de madera blanca con adorno en los tiradores. Ropa de cama vaporosa en blanco con cojines a conjunto. Alfombra de pelo bicolor en gris y blanco. Iluminación mediante apliques clásicos con pantalla en tonos beige.

Los dormitorios son el lugar donde descansamos y donde, con normalidad, nos encontramos por la noche. Es por ello que siguen pautas distintas que el resto de estancias en las que pasamos tiempo de día o donde recibimos a nuestros invitados. No es necesario que la habitación tenga tanta luz natural como otros cuartos y si habitamos en una gran urbe, puede ser más conveniente que comunique con el patio interior para evitar el ruido y tener un sueño más plácido.

La iluminación artificial en la habitación es vital ya que es mejor que no sea excesivamente intensa y debemos prevenir que apunte hacia la cama para que no nos deslumbre demasiado cuando nos despertamos. Las lámparas de mesita darán un gran provecho, principalmente si compartimos la habitación con nuestra pareja.

Otro aspecto a apreciar son las cortinas, que además de vestir el dormitorio deben ser suficientemente opacas para que no entre luz exterior demasiado.

El propósito del estilo rústico en decoración es lograr una atmósfera desenfadada, alegre y tradicional, que gire en torno a la naturaleza. El estilo rústico brota lejos de la ciudad e introduce colores cálidos y materiales de la propia naturaleza. Este es el look típico de las casas rurales que, a pesar de haber migrado a vastas ciudades, pretendemos llevar con nosotros. Los colores comunes de este estilo son de tipo cálido y neutro. Abundan los colores arena, piedra, beige y tierra, típicos colores de elementos inorgánicos de la naturaleza, en consecuencia de que en el campo todo se crea con los materiales que tenemos acceso en lugares próximos a nuestra casa. Los colores a los que hacemos referencia se pueden utilizar tanto en muebles, como en paredes, suelos y elementos decorativos sencillos.