Puntúa esta foto


Salón nórdico con escalera de madera con pasamanos de metal. Techos acristalados y paredes blancas. Mesa rectangular con sillas blancas. Tarima de madera.
 
El estilo nórdico en interiorismo es aquél que usa componentes propios de regiones del norte de Europa como Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega. Esos lugares del norte de Europa se diferencian por tener inviernos largos y con apenas luz solar. Las lineas rectas y sencillas junto con los colores luminosos y claros se usan muy frecuentemente. Asimismo las estancias que abundan son diáfanas y la decoración apenas cargada. Vemos piezas de calefacción como estufas de leña y radiadores de agua. Los suelos de madera clara y los muebles y paredes blancas sobresalen en este estilo para neutralizar la limitación de luz del sol.
 

Las escaleras son construcciones diseñadas para vincular áreas situadas a distinta altura. Están integradas por escalones y en función de su altura pueden constar de distintos tramos separados por descansos y pueden tener también baranda. Hay muchos tipos de escaleras: tradicionales, de caracol, escalinatas, etc. Las alternativas son muchas, y proporcionan una vasta variedad decorativa en todos los elementos.