Puntúa esta foto

Cafetería ecléctica con sofás a rayas y grises y amarillas combinados con sofás magenta. Grandes ventanales con estores de color crema. Iluminación indirecta. Estructura de madera con espejo e iluminación decorada con un jarrón grande y flores naturales. Mesas cuadradas en tonos oscuros. Suelo con dibujos y techos altos y blancos.

El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no existen modelos y se pueden emplear composiciones de tendencias de diferentes épocas y movimientos. Los componentes clásicos mezclados con partes modernas o materiales y texturas de diferente tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. Del mismo modo, al no encontrarnos con patrones concretos tenemos la opción de decorar nuestra morada realmente como queramos y mostrar nuestra personalidad sin limitaciones de forma alguna. La gran ventaja del eclecticismo es que nos permite dar salida a muchos de nuestros muebles y adquirir aquellos que ciertamente nos agraden sin tener que limitarnos a un estilo o material específico.

Un bar o un restaurante son partes de suma trascendencia en nuestra cultura, donde ocupamos un cuantioso tiempo con los amigos o familia. Uno de los principales elementos en ellos son las mesas y las sillas. La luz, tanto natural como artificial también es muy importante, ya que ayuda enormemente a la comodidad de todos los usuarios. Otro componente necesario puede ser la barra, y tiene que ser confortable tanto para consumidores como también para trabajadores. Es de importancia tener presente el tipo de público del bar, cafetería o restaurante y así que se pueda encontrar bien en nuestro local.