Puntúa esta foto


Salón de juegos vintage con tarima de madera y paredes con papel pintado de flores en tonos blanco y azul. Rodapié de madera blanca. Silla plegable de madera en colores verdes, azul y rojo.
 
El estilo vintage se caracteriza por contar con elementos, formas y colores antiguos, por norma general anteriores a los años noventa y que mantienen un cierto grado de originalidad. Recientemente ha ganado bastante importancia en el campo de la decoración y es común que se combine con otros estilos.

 

Los salones de juegos infantiles son un lugar donde los más pequeños de la casa pueden disfrutar y entretenerse con despreocupación, donde pueden almacenar todos los juguetes y pueden desatar su fantasía. Habitualmente su estética es colorida y son habitaciones con mucha luz. En la sala de juegos ideal, habrá un lugar amplio donde corretear y una zona para realizar manualidades y distintas actividades.