Puntúa esta foto

Pequeña peluquería de estilo vintage en blanco y negro con decoració mediante pieles sintéticas de zebra. Grandes espejos con marco de madera blanca. Lámpara de brazos y paredes y techos blancos. Suelo gris y sillones blancos y negros.

Las peluquerías son espacios donde es imprescindible que las personas que usan sus servicios se sientan a gusto. Hacer del local un sitio donde la decoración y la distribución de las partes sean buenas puede ayudarnos a ello. Un salón de peluquería normalmente se compone de una zona de lavacabezas y otra zona de trabajo con sillas y espejos. El estilo que vaya a tener nuestra peluquería tiene que reflejar el estilo que quiere representar el profesional o los profesionales que trabajarán en ella.

El estilo vintage se caracteriza por contener elementos, formas y colores antiguos, generalmente anteriores a los años noventa y que mantienen un grado significativo de originalidad. Recientemente ha adquirido mucha importancia en el campo de la decoración y es común que se combine con otros estilos.