Puntúa esta foto


Oficina ecléctica con escritorios blancos y separadores de cristal negro. Suelos en dos colores gris y marrón. Columnas con numeración y paredes blancas. Grandes ventanales.
 
El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hallamos modelos y se pueden usar acoplamientos de tendencias de diferentes épocas y movimientos. Los elementos clásicos combinados con estructuras modernas o materiales y texturas de distinto tipo combinando madera, metales y cristales son ejemplos de tendencias eclécticas. De igual modo, al no encontrarnos con patrones particulares podemos decorar nuestra casa realmente como queramos y reflejar nuestra personalidad sin limitaciones de ningún tipo. Una gran virtud del eclecticismo es que nos da la opción de dar salida a gran parte de nuestros muebles y comprar aquellos que verdaderamente nos complazcan sin tener que limitarnos a un estilo o material concreto.

 

Las oficinas son lugares destinados al trabajo. Según la clase de oficina y las personas que trabajarán en ella, su configuración será diferente. Si bien cada persona precisa su propia área de trabajo, ésta puede formar parte de un espacio amplio, algo típico de empresas multinacionales, o en despachos individuales, específico de expertos que necesitan cierta intimidad, como doctores. También es necesario disponer una zona de recepción de visitas.