Puntúa esta foto


Gimnasio de estilo industrial con paredes y techos negros. Suelo con zona tarima de madera decapada y zona de baldosa clara. Máquinas en colores gris y negro. Apliques de techo combinados con focos. Zona de espera con mesa de madera y sillas negras.
 
El estilo industrial en diseño de interiores se singulariza por hacer uso de colores apagados, grises y marrones en lugares amplios presentando los elementos estructurales al desnudo y usa muebles creados en materiales nobles, reutilizados y sin estridencias. Sus piezas principales son los muros de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de cemento. Conseguir un espacio funcional fue el primer paso hacia este nuevo estilo que surgió en New York en los años 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro resaltan por encontrarse siempre en espacios de decoración industrial. La iluminación más característica del estilo industrial es el de lámparas colgantes simples que tanto se utilizaban antiguamente en todas las fábricas.

 

Los gimnasios son establecimientos o espacios enfocados a la ejecución de actividades deportivas. Es por ello que suelen poseer distintos elementos como esterillas, pesas, máquinas, poleas, bicicletas estáticas, etc. En la actualidad existe una amplia variedad de gimnasios, algunos de éstos especializados en varias prácticas deportivas, tal que los espacios de yoga.